Nela

Esta es Nela, una perrita de 6 años de raza Galgo español, perrhija de nuestra peluquera Coral Castaño. Nuestra compañera ha llegado a casa después del trabajo y se ha encontrado a Nela con este tremendo corte en la zona lumbar. Vive en una finca, por lo que seguramente se haya cortado con una valla o algo afilado.

Estas heridas siempre es mejor intervenirlas cuanto antes, ya que con el paso del tiempo la piel se va necrosando, se retrae y tiene más probabilidades de infectarse. Además, la intervención es más invasiva y compleja, ya que tenemos que retirar este sobrante piel “muerta” para que cierre correctamente a partir del tejido sano. En la siguiente imagen se muestra la herida una vez suturada y con un spray de plata que ayuda a la cicatrización y la higiene de la herida quirúrgica para que no se infecte.

El tratamiento para Nela en este caso es un antibiótico de amplio espectro, antiinflamatorios, curas y collar isabelino. Este último es muy importante para evitar que se laman la sutura o que incluso se quiten los puntos, si esto sucede la herida volverá a abrirse y, además, se habrá infectado debido a la cantidad de bacterias existentes en la boca de los animales. El dicho de que “la saliva de perro cura” es totalmente un mito.

A día de hoy, nuestra pequeña está totalmente recuperada y al haberle crecido de nuevo el pelo rasurado la cicatriz apenas se le nota.

Comentar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies